0

Tu carrito está vacío

Cuidado de la piel por temporadas. Especial cuidado de manos

Cuidado de la piel por temporadas. Especial cuidado de manos

  ¿Sabes que la piel es un órgano vivo que sufre cambios significativos a lo largo de la vida? Cada etapa de la vida tiene sus propias necesidades y la protección y el cuidado de la piel debe reflejar estas diferencias. Pensando en esto y en lo útil que es saber cómo cuidar tu piel haciendo frente a los cambios estacionales que nos acompañan a lo largo de nuestra vida quisimos pedirle a Valentina que nos cuente más y nos ayude a mejorar la salud de nuestra piel. ¡Veamos qué nos cuenta!

La piel constituye el órgano más extenso del cuerpo, el papel más importante es el de ser la primera línea de defensa entre el cuerpo y el mundo externo, protege y ayuda a mantener el organismo sano; la piel misma puede volverse seca, sensible e irritable cuando su barrera protectora se ve comprometida. Necesita una serie de cuidados habituales durante todo el año y otros que se pueden realizar en épocas determinadas.  Evidentemente, va a depender mucho del estado previo de la piel: factores biológicos como el estrés oxidativo, la regulación hormonal; factores ambientales como la exposición solar, la contaminación, dieta inadecuada, consumo de tabaco.

Mantener un estilo de vida sano y unos hábitos de cuidado de la piel con productos adecuados nos ayudarán a proteger la piel y reforzar sus propiedades como barrera natural.

De igual forma es necesario darse cuenta que las distintas épocas del año con sus cambios propios en el clima, influyen en las emociones. Promueven estados emocionales alegres o nostálgicos, ser más enérgicos o con menos energía. De ahí, que no resulte sorprendente que se produzcan cambios en la piel según las estaciones. Todo cambio exterior fuerza a un cambio interno y el reajuste del equilibrio existente.

La piel está expuesta a múltiples factores que generan “ estrés oxidativo”.  Entre estos factores cabe destacar la cantidad de luz que incide sobre la piel, la temperatura que tiene que soportar y el viento. Durante las distintas estaciones del año, estos factores y otros, varían, por este motivo los tratamientos o rutinas que se realicen para cuidar la piel deben variar para que se adapten a dichos factores.

A grandes rasgos, con las bajas temperaturas los poros de la piel se cierran más con el objetivo de protegerla del frío, por ello, las personas que viven en zonas frías tienen la piel más seca y sensible, pero a su vez, suelen tenerla mucho más tersa que las personas que viven en zonas cálidas. Evidentemente, lo ideal es cuidar la piel durante todo el año y atenderla adecuadamente de manera diaria, sea cual sea la estación en la que nos encontremos.

 

Invierno: Fortalecer

Las temperaturas extremas no son buenas para la piel. El invierno es la estación más fría del año y la de mayor cantidad de lluvias y viento. Durante esta época, la piel se encuentra expuesta a bruscos cambios de temperatura ya que uno oscila entre temperaturas frías del exterior y los ambientes interiores calefaccionados. Entonces se vuelve necesario tener cuidado y protegerse del frío y de la sequedad consecuente; el viento frío genera sequedad por lo cual se recomienda el uso de cremas humectantes en rostro, cuello, y manos por la mañana y por la noche.  Asimismo, aquellas personas que tengan la piel muy sensible a los cambios de temperatura del frio al calor y viceversa, que se manifiestan por el contacto de la piel con ambientes de calefacciones potentes, deben usar siempre cremas hidratantes. Hay que evitar los baños con agua muy caliente, ya que la piel puede irritarse aún más y deshidratarse fácilmente. Por último, se recomiendan la ingesta de nutracéuticos y antioxidantes que ayudan a mantener la piel humectada y saludable.

 

Primavera: Revitalizar

Con la llegada del buen tiempo y los primeros rayos de sol, llegan también nuevos cuidados para la piel. En primavera son mucho más frecuentes los casos de alergias, en especial los estados reactivos como dermatitis atópica . En ésta época se debe aplicar un protector solar ya que la radiación ultravioleta comienza a ser más perjudicial.  La hidratación y humectación de la piel debe ser continua. Se deben aplicar regeneradores, ya que si la piel se encuentra sana, evita el ingreso de sustancias alergénicas que puedan generar alergias. No olvidar el contorno de ojos ya que es la zona que antes envejece:  el carácter fino de su piel hace que sea la zona más frágil de del rostro, para ello se deben utilizar productos específicos. También se debe complementar el cuidado de la piel con la incorporación de nutrientes que eviten la formación de radicales libres y productos oxidativos como las Vitaminas C y E, el ácido fólico (presente en vegetales verdes y legumbres) y el licopeno (presente en la frutas y verduras de color rojo; en tomates, habita en la cáscara y debe someterse a calor para ser absorbido), entre otros.

La exfoliación es uno de los rituales de belleza más sencillos, importantes y a la vez que más beneficios tiene en la salud y la luminosidad de la piel. Y en esta época cobra especial importancia, ya que resulta necesario exfoliar la dermis al menos una vez por semana, para eliminar las células muertas, y tratarla con productos cosméticos hidratantes a base de ingredientes naturales, para así prepararla para las posibles agresiones solares.

 

Verano: Proteger

En esta estación se sugieren ciertas pautas para minimizar los daños causados por el sol, uno de los factores que más problemas provoca en la piel. Esta estación se caracteriza por las altas temperaturas y, en algunas zonas, por la mayor humedad en el aire. El calor y largas exposiciones directas al sol, requieren del uso de productos con factor de protección tanto protección UVB como UVA.

Utilizando protectores se reducirán los  riesgos de sufrir quemaduras, que aparte de romper las fibras de la piel y crear sensación de vejez, pueden producir melanomas  (cáncer a la piel). Así mismo, conviene tener en cuenta que las altas temperaturas también pueden provocar la aparición de manchas cutáneas.

El cuerpo pierde más agua cuando hace calor .  Hidrata la piel tanto por dentro como por fuera: Se recomienda beber agua y zumos de frutas naturales en mayor cantidad. En estos meses hay gran variedad de frutas y hortalizas, ricas en antioxidantes que ayudan en la prevención del envejecimiento.  Se pueden mejorar los resultados si aplicas un Serum rico antioxidantes todas las noches.

 

Otoño: Tonificar

La piel en esta época del año, se encuentra especialmente deshidratada por las altas temperaturas y las largas exposiciones al sol, por lo que es muy importante revertir esta situación cuanto antes. En esta estación toca reparar esos daños causados por el sol y recuperar los niveles de hidratación con el fin de fortalecer la piel para la llegada del frío.  Algunas enfermedades tienden a empeorar durante el otoño (psoriasis, dermatitis atópica, dermatitis seborreica).

A su vez, las bajas temperaturas y las calefacciones afectan la hidratación, por lo que resulta conveniente preparar la piel para que llegue con hidratación suficiente que la proteja de dichas agresiones. En este sentido, incluir en la rutina de belleza cosméticos naturales con aloe vera por la alta capacidad de hidratación se presenta como una opción perfecta para combatir la sequedad estacional, ya que además de aportar nutrición, ayudan a reparar y fortalecer la piel.

Una vez pasada la temporada de sol por excelencia, es el momento de intentar contrarrestar los efectos nocivos de las radiaciones solares del verano, como son la aparición de arrugas prematuras y alteraciones de la pigmentación que se manifiestan como manchas .  Siempre es conveniente tener cuidados intensivos: nutrición, contrarrestar la oxidación, y protector solar.

 

Otro punto importante son las manos, que suelen ser olvidadas y es un grave error.  En ellas se evidencian señales de envejecimiento prematuro que se deben tratar a tiempo para mantener la salud y apariencia de la piel. Allí pueden surgir manchas y líneas marcadas que sólo se pueden prevenir con los tratamientos adecuados, hidratación constante y protector solar.

¿Cuáles son los principales efectos del envejecimiento en la piel de las manos?

En la piel se distinguen dos tipos de envejecimiento. El primero deriva de la edad cronológica de la persona, en todos los tipos de piel. Los efectos de este envejecimiento son la sequedad de piel, con descamación, atrofia o disminución del grosor de la piel, lo que conlleva una mayor fragilidad, y por último, la formación de arrugas finas como consecuencia de la menor funcionalidad de las fibras elásticas.

Por otro lado tenemos el foto envejecimiento, que se ocasiona por los efectos acumulativos de los rayos ultravioleta sobre la piel. Se aprecia como una piel de textura rugosa, con sequedad de piel, con alteraciones de la pigmentación que se pueden mostrar por la presencia de manchas o zonas blanquecinas denominadas hipo melanosis idiopática. El dorso de las manos de personas de tez blanca constituye una zona especialmente afectada por este tipo de foto envejecimiento al estar habitualmente expuestas a los rayos solares.

Para cuidar la piel del envejecimiento se deben emplear cremas emolientes e hidratantes que eviten los efectos de la perdida de la secreción sebácea. Por esto si no se aplican estas cremas o lociones, la piel se puede llegar a descamar con aparición de picor, pequeñas fisuras e irritaciones al contacto con sustancias irritantes como detergentes, exceso de alcohol gel, etc.

¿Qué se debe hacer para mantener la piel de las manos sanas?

Hidratación diaria: La piel de las manos tiene un pequeño manto de grasa que la humecta pero el lavado frecuente causa una pérdida temporal de éste, así que por lo menos se debe  utilizar una crema hidratante a diario.  Los hidratantes funcionan mejor en pieles levemente húmedas, se recomienda aplicarlos después del baño y después de lavarse las manos.

Protector solar: Evitar la luz del sol directamente en las manos, hay que protegerlas con un protector solar. Los protectores en su mayoría deben aplicarse como mínimo unos 20 minutos antes de exponerse a la luz solar, para que brinden una mayor protección.


Jabón de manos de calidad:  Al lavar las manos, se debe utilizar un jabón neutro o que sea especial para el cuidado de manos, si contiene nutrientes, glicerina vegetal o vitamina E será mucho mejor.


Secado: Cuando laves las manos opta por secarlas con una toalla, pero sin  raspar la piel, es recomendable dar pequeños toquecitos y secar cuidadosamente entre los dedos.


Exfoliar:  Se puede optar por utilizar un exfoliante especial para las manos una vez a la semana. Esto ayudará a eliminar las células muertas que constantemente se quedan en la superficie de la piel.

Es necesario recordar humectar las manos siempre. Una gran opción es tener  cerca  una crema de bolsillo, pues así se mantienen las manos hidratarlas durante todo el día y más suaves.  Es recomendable utilizar la Crema de manos Te Matcha Quínoa, reparadora y de rápida absorción o la Crema de manos de Jalea real, Maqui y Aloe Vera, con efecto anti polución.

El envejecimiento es un evento natural que no puede evitarse, es un proceso complejo que, de ser totalmente entendido, podría llegar a producirse de manera sana y respetando los ritmos naturales y el paso del tiempo, sin los complejos y miedos que se tienen hoy en día. Lo más importante siempre es el cuidado personal y la prevención de enfermedades.

Si se padece de un problema severo de sequedad o envejecimiento prematuro, se debe visitar al dermatólogo para recibir asesoría.

“La belleza se trata de aceptar y nutrir lo que ya tienes, ¡permítete brillar!”

 

Valentina Silva Hargreaves

Naturópata


 

Referencias

 AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología). El calendario de la piel: asi se cuida según estación. Consultado el 12-07-2020, desde

https://aedv.es/comunicacion/notas-de-prensa/el-calendario-de-la-piel-asi-se-cuida-segun-la-estacion/

Hospital Universtari Sagrat Cor. Consejos de la piel según estaciones. Consultado el 12-07-2020, desde

https://www.hscor.com/es/cartera-servicios/dermatologia/consejos/consejos-piel-segun-estaciones

IVADE (Instituto Valenciano de Dermatología y Estética). Dr. Carlos Guillén: “El envejecimiento de las manos se puede evitar con los cuidados de la piel desde que se es joven”. Consultado el 12-07-2020 desde

https://ivade.es/envejecimiento-manos/

Lozada, S.M, Rueda, R. (2010). Envejecimiento cutáneo. Rev Asoc Colomb Dermatol. 2010;18: 10-17. Consultado el 12-07-2020 desde

https://revistasocolderma.org/sites/default/files/envejecimiento_cutaneo.pdf

 

 



Ver artículo completo

Entrevista a Valentina Silva Hargreaves, Naturópata
Entrevista a Valentina Silva Hargreaves, Naturópata

Su interés por la naturopatía nació por un llamado hacia un cambio a nivel personal. Siempre me he preguntado el porqué de estar aquí, y cuando entré en el mundo de la naturopatía me di cuenta de muchas creencias que nos inculcan y que están erróneas, y que no se corresponden con el estilo de vida que...
Ver artículo completo
Historia y uso actual de la Aromaterapia
Historia y uso actual de la Aromaterapia

Cada día crece más él interés por el bienestar integral de la mente, cuerpo y espíritu. Esta toma de conciencia debe tener seguramente su origen, en parte, en que la vida hoy en día está sobre cargada de estrés, provocando enfermedades frecuentes. Esta vez profundizaremos en la Aromaterapia, y esperamos que les guste!!!
Ver artículo completo
El invierno, momento para la búsqueda de calor interno.
El invierno, momento para la búsqueda de calor interno.

El invierno es la época de la introspección, es la oportunidad perfecta para mirar nuestro interior. Es este el momento cuando nos conviene aprender una técnica de meditación, darnos un momento para la recreación, observar nuestro interior, escuchar nuestro cuerpo y por sobre todo, cuidar nuestra alimentación...
Ver artículo completo
Noticias y actualizaciones

Regístrate gratis para obtener lo último en ventas, nuevos lanzamientos y más…