0

Tu carrito está vacío

¡Empecemos el año con los maravillosos beneficios del Aloe vera!

¡Empecemos el año con los maravillosos beneficios del Aloe vera!

En Apícola del Alba nos preocupamos de mantener las propiedades terapéuticas de todos y de cada uno de los ingredientes naturales que ocupamos en nuestros productos, y es por eso que hoy hablaremos de los beneficios del Aloe vera o Sábila y de sus propiedades. 

Y aunque las variedades de Aloe Gel que hemos diseñado y puesto a tu disposición ( www.apicoladelalba.cl ) contienen cuidadosamente las propiedades del Aloe orgánico desde donde se extrae el gel, en esta oportunidad te ofrecemos algunas ideas por si quieres generar tu propia preparación de Sábila.

Empecemos por la idea de realizar elaboraciones con el gel que se extrae desde las mismas hojas de las plantas, y para eso se recomienda cultivar una o varias plantas de Aloe Vera. Puedes hacerlo cultivándola en tu mismo jardín o incluso, en una terraza si tu espacio es más reducido, procurando siempre darle preferencias a las técnicas ecológicas y armoniosas con el ambiente .

Incluso, es tan fácil su cultivo que ni siquiera se necesita tener “buena mano” con las plantas, ya que esta plantita es sumamente resistente y se mantiene saludable sin necesidad de grandes requerimientos. Como sugerencia recomendamos utilizar una maceta de barro, sin esmaltes y con buen drenaje. Se puede disponer bajo el sol directo, pero cuidando controlar la temperatura que beneficia su desarrollo, que es de entre 18 a 25ºC.

Al momento de cosechar las hojas de la planta, cuida obtener las hojas de una planta de al menos 2 años, que es la edad a la que sus principios activos ya están bien estructurados. Luego, se deben seleccionar primero aquellas que están más externas, procurando cortar la hoja entera y dejar la parte que no se use refrigerada. No se recomienda en ningún caso dejar trozos de hoja con la planta, pues afectaría su metabolismo negativamente.

Una vez que tengas las hojas que utilizarás para preparar el gel, debes ponerlas en un recipiente con agua durante al menos 24 horas, procurando cambiarle el agua cada cuatro horas, lo que permitirá que las hojas expulsen la aloina que contienen, y que por sus efectos tóxicos son indeseables en nuestra preparación.

Transcurrido el tiempo necesario, con un cuchillo corta la zona lateral de cada hoja de manera longitudinal, con el fin de retirarles las espinas laterales. Luego, se retira sólo un lado de la capa o piel que cubre la hoja y con una espátula de madera se extrae la pulpa de las hojas. Intenta raspar la pulpa el máximo posible, hasta que veas la cáscara de la hoja de Aloe vera.

El gel debe ser conservado en un recipiente limpio y hermético, idealmente de vidrio. El gel debe ser utilizado en los próximos tres días luego de su preparación para aprovechar sus propiedades inalteradas frescas. Si queda un remanente fresco que no utilices, puedes alternativamente congelarlo y hacer perdurar por más tiempo sus propiedades.

Cabe recordar que los beneficios que contiene esta planta son un a lto contenido nutritivo; como vitaminas A, B y C, mucílagos, minerales, taninos, aceites, ácidos grasos (oleico y linoleico), aminoácidos, gran capacidad para regenerar las células de la piel, importante acción digestiva y desinflamatoria, efecto depurativo y analgésico, favorecer la regeneración de tejidos internos, capacidad para eliminar hongos y virus, además de proteger el sistema inmunitario.

Datos para aprovechar sus propiedades:

  • Si se aplica el gel localmente puede evitar y favorecer la desaparición de ampollas.
  • Es muy recomendado el uso local del Aloe vera sobre varices y venas varicosas.
  • Podría ayudar a combatir las irritaciones cutáneas
  • La pulpa del Aloe vera alivia el escozor y picor provocado por las picaduras de insectos, medusas u ortigas.
  • Por su efecto cicatrizante es muy efectivo para eliminar o difuminar cicatrices y otras marcas en la piel como, por ejemplo, estrías.
  • En compresas frías se puede aplicar sobre pies y piernas cansadas.
  • Masticar un trozo del gel durante unos minutos varias veces por semana favorece la buena salud de las encías, combatir el sarro e incluso puede eliminar algunas manchas y blanquear los dientes.
  • Se puede usar para compensar los efectos de la irradiación solar.
  • El Gel de Aloe ayuda a combatir el acné, y en caso de padecerlo ayuda a su eliminación.
  • Cuando se aplica después del afeitado o depilación ayuda a que la piel se recupere antes y además evita que aparezcan rojeces y granitos.
  • La pulpa ingerida directamente de la planta, tiene un ligero efecto laxante por su contenido en aloina.
  • Evita trastornos digestivos, incluyendo ardor de estómago.
  • En casos de quemaduras por sol, aceite caliente, etc. podemos aplicar el gel del Aloe directamente varias veces al día, reduciendo la inflamación y el dolor.
  • Dando un masaje en el cuero cabelludo con el Aloe lo mantendremos sin caspa y sano.
  • Aplicada con regularidad, evita la aparición de arrugas y elimina o difumina las ya existentes.
  • Además el Aloe vera es muy beneficiosa para la piel de perros, gatos o caballos, por lo que podremos usarla para mejorar el estado de su piel, aliviar el picor, ayudar en la cura de heridas en la piel, dar brillo al pelo, etc.

¡Esperamos puedas aprovechar de la mejor manera esta planta y sus propiedades!


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Noticias y actualizaciones

Regístrate gratis para obtener lo último en ventas, nuevos lanzamientos y más…