0

Tu carrito está vacío

Colectivo Guardianes del Bosque: Rescatando el patrimonio natural y cultural

Colectivo Guardianes del Bosque: Rescatando el patrimonio natural y cultural

En esta oportunidad queremos dar a conocer la historia de una organización que inició sus primeras acciones en Curacaví y que hoy se plantea la tarea de recuperar un espacio natural que ha sido impactado directa e indirectamente por el ser humano. A través de la siguiente entrevista que realizamos a Isidora Huici, los invitamos a saber cuáles son las actividades que actualmente están realizando y lo que viene a futuro.

 

Hola Isidora, por favor cuéntanos cómo y cuándo nace la organización.

Este colectivo se llama Guardianes del Bosque y nace en marzo del 2017, cuando luego de los grandes incendios forestales ocurridos en todo Chile, hubo una conmoción generalizada en el país, y ganas de hacer cosas. Fue así, y con la ayuda e inspiración de varias personas, que decidimos organizarnos y hacer algo en concreto por toda la biodiversidad que se había vulnerado a causa del fuego. El invierno pasado llegamos a reforestar alrededor de 15 hectáreas de bosque nativo y pasaron más de 150 voluntarios de todas las edades por el emblemático cerro Mauco de Curacaví, territorio que nos ha acogido muy amorosamente todo este tiempo.

 

¿Y quiénes son las personas que trabajan actualmente en la organización?

La organización está integrada por un equipo bien variado de personas, en total somos 12. Lo integran varias personas desde la academia, compañeros de agronomía y forestal de la Universidad Mayor que ha sido un gran aliado para nosotros, otra amiga magister en bosques. Por otra parte un buen grupo de curacavinos de variadas edades y gustos, entre ellos: reporteros, ambientalistas, músicos, estudiantes de Medicina Holística, ingenieros. Es un grupo muy rico de personas. También es importante destacar que t odos somos el colectivo, por lo que cada persona que pasa por la organización, aunque sea por un tiempo corto, es para nosotros de muchísimo valor.

 

De acuerdo a las personas que se interesan en el proyecto y con quienes tienen trabajo más continuo, ¿se podrían identificar cuáles son los denominadores comunes de la gente que participa de la organización?

Creo que sí, porque cada uno de los que participa en éste núcleo de contención de las labores que realizamos, nos caracterizamos por ser muy perseverantes, apasionados y tener un gran amor a nuestra Madre Tierra y a todo lo que ella da vida.

Hay algunos también que se caracterizan por ser personas muy creativas y ocurrentes, todo el tiempo estamos ideando escenarios hermosos para la recuperación de los paraísos que habitamos, así que también ponemos energía en enfocarnos e ir paso a paso.

 

Sabemos que parte de lo que hoy están trabajando es el rescate del sector de piedras tacitas. ¿Nos pueden contar en qué consiste este proyecto que están desarrollando actualmente en Curacaví?

Luego del proyecto que realizamos el año pasado en la quebrada Los Bosques del Mauco en Curacaví, nos dimos cuenta de que el principal factor para una exitosa restauración de biodiversidad y paisajes naturales en los territorios que habitamos (incluyendo ríos, bosques, cuencas, etc.), es que las personas se involucren activamente con estos y comprendan profundamente la importancia de su conservación.

Es así que este año decidimos intervenir un sector de la comuna que estuviera más ligado a la identidad propia del territorio, además paralelamente ya veníamos trabajando con el Lonko de Curacaví, el Profesor Curakeo, por lo que sabemos el gran valor energético, arqueológico y cultural que este lugar tiene. Uno de los orígenes  de la palabra Curacaví proviene de Cura cawin en mapuzungun, que al español se traduciría con "piedra del encuentro", y se refiere a esta gran piedra tacita que se encuentra ubicada justo en la ribera este del Estero Puangue. Se dice que por aquí habrían pasado más de 8 antiguas culturas,y que además fue un reconocido y hermoso balneario de la comuna hasta hace sólo 15 años atrás.

La propuesta es volver a generar en este espacio un gran lugar de encuentro en torno a temáticas de conservación, regeneración, y resguardo de la riqueza natural y arqueológica, para co-crear una identidad arraigada a una cultura viva que valora, cuida y protege toda la riqueza que nos rodea.

 

Sin duda es una incitativa sumamente importante para la gente de la comuna y muy interesante también desde la visión de la historia del país, la reconstitución de los diferentes territorios alguna vez utilizados por culturas anteriores a la española. ¿Han podido encontrar otras experiencias exitosas parecidas que puedan servirle de orientación o para nutrir el actual proyecto, sobre todo considerando que buscan integrar aspectos ambientales y culturales en el mismo paisaje?

Nos ha sido muy difícil encontrar experiencias similares a la que hemos generado como colectivo, sobre todo debido al carácter social y participativo que ha tenido desde un comienzo.

Pero también es importante destacar que la restauración del bosque esclerófilo ha sido todo un desafío, sobre todo porque hay muy pocos o casi ningún estudio prolongado en el tiempo sobre estas experiencias.

Sin embargo, tenemos un amigo español, Bonggi, quien luego de grandes incendios forestales en la península Ibérica creó Reforest-Acción, y ha reforestado unas cuántas miles de hectáreas, movilizado voluntarios de todo el mundo. Al igual que nosotros Bonggi ha generado todos los recursos desde cero y buscando personas que tengan el mismo sueño: volver a tener paraísos verdes en nuestra tierra.

La península Ibérica tiene un clima muy similar al que tenemos acá en la zona central de Chile, por lo que los consejos y visión de Bonggi han servido de gran inspiración y práctica guía para lo que realizamos.

 

¿Cómo ha sido la experiencia en el proceso para incluir a la gente de Curacaví en este proyecto?

Ese también ha sido un desafío. En general, dicen que las personas de Curacaví tienen muy poca participación no sólo en actividades medioambientales, si no, en toda clase de actividades. Por suerte para el colectivo y los bosques del territorio, hemos visto muy gratamente cómo jóvenes se han ido uniendo al colectivo desde distintos niveles de compromiso, lo cual es totalmente válido para nosotros, aceptamos y agradecemos la biodiversidad, siempre que venga acompañado de claridad de ideas.

Hace un mes más o menos, hicimos un evento en la plaza "El Llamado de La Tierra", con el objetivo de inscribir voluntarios y hacernos más visibles. Llegaron muchos jóvenes de Curacaví a la actividad, estuvimos compartiendo talleres, música en vivo, y buenas conversaciones. Así que no podemos dejar de agradecer y valorar la presencia y aporte de cada uno.

 

¿Cuánto tiempo contempla esta etapa de reforestación y cómo podemos invitar a la gente a participar?

Este invierno la reforestación en sí está programada del 13 al 26 de agosto de lunes a domingo, entre las 9 y 16 horas. Si algunas personas quieren más información, se interesan en alguna actividad o desean detalles del proyecto, pueden comunicarse al correo electrónico [email protected] o directamente al +569 61942623. Siempre estaremos felices de fomentar las ideas y prácticas que hoy nos convence de ser el camino hacia donde queremos navegar.

 

¿Cuál es el próximo proyecto de la organización?

Bueno, siguiendo con el plan de rescatar este territorio de Curacaví y poner en valor sus características históricas, quisiéramos convertir este lugar en el " Parque Piedra Tacita" para que se convierta en un espacio de convergencia sobre temas ambientales y culturales, así que pensamos seguir poniéndole energía a este lugar para realizar talleres, charlas y actividades grupales de sensibilización con La Madre Naturaleza.

También estamos en algunas conversaciones con un programa de la ONU llamado GEF Corredores de Montaña, para que Curacaví, y en específico el Estero Puangue sea declarado como un corredor biológico. Sabemos y entendemos la importancia de los corredores biológicos, sin ellos toda la vida que albergan montañas, quebradas conservadas y protegidas está destinado a la erosión genética, y con ellos finalmente extinción.

 

¿Qué le dirían a la gente para que tome conciencia del cuidado del entorno?

El humano depende íntegramente de la naturaleza en todas sus expresiones para que la vida sea posible. Los bosques nos entregan generosamente aire limpio, agua pura, medicinas, alimentos, con la sola condición que sepamos convivir con ellos.

Si no comenzamos con la conservación y regeneración de ecosistemas naturales, poco a poco estos se irán degradando hasta que ya no contemos con todas las riquezas que estos lugares nos entregan, en un acto absurdo de auto sabotaje. Mientras que si los seres humanos desaparecemos de esta tierra, toda la naturaleza se regeneraría de todos modos. Entonces, nos debería quedar claro que somos nosotros quienes necesitamos de estos espacios para que nuestra existencia sea posible, no al revés.

 

Qué interesante reflexión nos dejas, para replantearnos nuestro lugar en el mundo y mirar con mayor humildad lo que generamos con nuestras acciones. Te agradecemos tu tiempo y la energía que le han puesto como colectivo a este tema tan urgente que es el rescate de nuestro patrimonio.

Por último, quiero invitar y decirles a cada uno de los que lee esta entrevista y quiere ayudar a que de alguna manera mejore el mundo en que vivimos, esta es su oportunidad de concretarlo! Los esperamos del 13 al 26 de agosto, a ser partícipes y testigos de la recuperación de la vida con la humilde ayuda de nuestras manos, y también a pasar momentos maravillosos y enormemente gratificantes, resultado de estar siendo parte de la red de regeneración de la Vida en la Tierra. No dejen de contactarnos!!!


Noticias y actualizaciones

Regístrate gratis para obtener lo último en ventas, nuevos lanzamientos y más…