0

Tu carrito está vacío

Apicola del alba - Reportaje ONG Te protejo

Apicola del alba - Reportaje ONG Te protejo

 

¿Cómo nace Apícola del Alba?

 Apícola del Alba nació en las cumbres de la Cordillera de la Costa cercanas a Curacaví, en un Área Protegida que incluye los bosques nativos esclerófilos. En ellos, Luz Sotomayor y Leandro Díaz, al terminar sus estudios de biología, decidieron buscar vivir en armonía en y con el bosque y potenciar su conservación. Nuestro proyecto, nacido en el año 2006, se orientó primero al diseño y elaboración de alimentos funcionales, y luego incorporamos la cosmética natural, con nuestras líneas de champús naturales y cremas para el cuidado facial, ya en los últimos años incorporamos la aromaterapia, con aceites esenciales. Para nuestro desarrollo fue central contar con la integración progresiva a nuestro equipo de trabajo de valiosas mujeres, todas ellas de Curacaví, hoy más de quince trabajadoras que son parte de nuestro orgullo.

  ¿Cuáles son los valores detrás de la marca y porqué se diferencia de otras?

Para nosotros, el bosque nativo de Curacaví es la fuente de energías que alimentan el espíritu de nuestra empresa a través de vivencia diaria de la admiración por la naturaleza, de su diversidad y su sorprendente creatividad, emociones que es nuestro objetivo difundir junto con el respeto a todos los seres, a los del bosque, a nuestros trabajadores, proveedores, clientes, los vecinos, a la comunidad en que nos insertamos, y un especial respeto a nuestros consumidores, a quienes entregamos productos eficaces y de comprobada calidad.

Las diferentes etapas de producción incorporan estos elementos de armonía social, cultural y ambiental, y así el diseño y fabricación de los productos persigue como resultado productos efectivamente terapéuticos, con ingredientes naturales de probada eficacia, con materias primas seleccionadas, provenientes, todas ellas, de proveedores estables y calificados; con ellos establecemos relaciones duraderas, mediante alianzas que promueven la responsabilidad ecológica, terapéutica y social, asociatividad que es otro de nuestros valores, y que hoy en día se vuelve fundamental para dar un paso más en el camino de la integración cuerpo y espíritu.

En esta línea, lo que nosotros llamamos “Responsabilidad Terapéutica”, ninguno de nuestros productos ha sido testeado en animales, son libres de parabenos, de sal y de perfumes sintéticos, además de contar principios activos son 100% naturales y en concentraciones realmente efectivas. Nuestros sellos distinguen, en su caso, los productos veganos y vegetarianos, y estamos generando productos que eviten el uso del aceite de palma. Los principios activos de nuestros productos son 100%  naturales.

 

¿Qué tipo de materias primas utilizan?

De las colmenas ubicadas en nuestro bosque nativo obtenemos una parte de los insumos apícolas, y otra parte la obtenemos de otros apicultores del sector que han dedicado su vida a la crianza de abejas y que encuentran en la Apícola del Alba un aliado que reconoce la calidad de sus prácticas.  Cosechamos de nuestro bosque el boldo y el quillay,  que transformamos en extractos que pueden incorporarse a nuestros productos, preferentemente a la cosmética. Para los aceites esenciales tenemos, para algunos de ellos, alianzas con productores chilenos que cuentan con certificación orgánica, y cuyas plantas de producción hemos recorrido para certificar la calidad de sus procesos; para los otros, que no se producen en Chile, nuestros proveedores tienen óptimas certificaciones y han mantenido un historial impecable en cuanto a la estabilidad y a la calidad de los productos.

Los principios activos de nuestros productos son 100% naturales.

 

¿Cómo cuidan a las abejas que les proveen las materias primas?

Nosotros reconocemos a las abejas, como insectos sociales, se organizan en las colmenas, que funcionan como una unidad, como un súper organismo, con una clara distribución de funciones entre las distintas castas (las obreras, los zánganos y la reina). En ellas el individuo carece de valor en favor de la colectividad, con una increíble coordinación entre todos ellos tendientes a la seguridad y bienestar de la colmena.

Las abejas y las flores han caminado juntas en el proceso de evolución y se han adaptado recíprocamente, tanto, que resulta difícil saber quién ha influido más en quien. Por ellas las flores se vistieron de colores y reservaron una dulce recompensa en los nectarios para asegurar su supervivencia a través de la polinización que las abejas realizan.

Las abejas representan, para nuestro bosque nativo en particular, un importante factor de crecimiento y desarrollo. Nuestro bosque, por su parte,  cuenta con la abundante biodiversidad propia del bosque nativo esclerófilo y está distante de áreas cultivadas o industriales en que se utilizan pesticidas y agroquímicos o exista contaminación que pudiera afectarlas.

Apícola del Alba, además del cuidado preventivo de las enfermedades, pone especial atención en una manipulación respetuosa de las colmenas, que les cause el mínimo de estrés, y especialmente en dejarles en cada cosecha una proporción suficiente de reserva alimenticia. Hacemos un monitoreo constante para detectar a tiempo cualquier agente externo y cualquier enfermedad reduciendo así al máximo el uso de tratamientos químicos.

¿Por qué para Apícola del Alba es importante estar certificado como marca libre de testeo en animales?

Para Apícola del Alba estar certificado como marca libre de testeo en animales es un modo promover el respeto y el cuidado por los seres vivos y por la naturaleza. Apoyamos intensamente el objetivo de Te Protejo y de su red de colaboradores, de promover las iniciativas de belleza y salud que sean respetuosas con el medio ambiente y con los animales, así como el de generar conciencia sobre la protección animal en distintos ámbitos.


Noticias y actualizaciones

Regístrate gratis para obtener lo último en ventas, nuevos lanzamientos y más…