0

Tu carrito está vacío

Planta Maestra y alimentación como cambio social

Planta Maestra y alimentación como cambio social

En Apícola del Alba, así como nos preocupamos de la procedencia y calidad de nuestras materias primas, también nos preocupamos de estrechar lazos con nuestros distribuidores, muy especialmente con aquellos que tienen el mismo anhelo, de hacer que nuestros hábitos de vida sean la clave para el cambio que necesitamos como sociedad, que nuestros hábitos sean las buenas prácticas de manejo, bajo la noción de respeto y admiración por nuestro entorno, nuestra naturaleza, nuestro hogar.

Por eso nos hemos planteado que parte importante de nuestra empresa sea la conformación de redes de interacción que nos conecten con otras iniciativas que sigan similares principios, sean ambientales, sociales, culturales y/o desde la puesta en marcha de acciones en pos de un desarrollo sustentable.

Hoy queremos compartirles una conversación que tuvimos con Hermann Hinrichsen, socio y miembro del hermoso proyecto que es “Planta Maestra”, que hace más de siete años nos acompaña en esta cruzada por recuperar lo natural y desarrollar la conciencia en pos de una vida integral.

En compañía de un rico té, en su local de Antonio Varas, nos pusimos a conversar sobre lo que hoy vivimos y lo que viene en el mundo de los alimentos naturales. Nos cuenta que ya han transcurrido 8 años desde la primera iniciativa, la primera tienda, ubicada en Manuel Montt, y que el proyecto original comenzó básicamente como una verdulería con algunos productos saludables disponibles en ese entonces. Pensamos en crear, nos dice, algo que nosotros mismos sentíamos que nos faltaba como consumidores: estábamos comenzando un nuevo estilo de vida en nuestra forma de alimentarnos, algunos vegetarianos y otros en el veganismo.

Herman nos comenta que el proyecto de Planta Maestra nació como verdulería, con muy pocos recursos, con frutas y verduras frescas y productos saludables de esa época. Y aunque aún no se había desarrollado bien ese boom de la alimentación saludable, nos encontramos, dice, con iniciativas pioneras como la de ustedes, la de Apícola del Alba. De hecho los productos Del alba estuvieron muy cerca de su comienzo, fuimos uno de sus primeros proveedores. Y frente al crecimiento y variedad de productos y clientes se sorprende del avance logrado: “¡Y pensar que ya celebramos el 8vo aniversario!”

Sobre cómo ven los cambios que se han generado durante estos años, y considerando que acaban de abrir la sexta sucursal, nos comenta que es un proceso en el que están constantemente renovándose, remodelando, implementando mejoras de acuerdo a los recursos que van teniendo. Han cambiado la imagen corporativa, pero manteniendo siempre la línea central de alimentación saludable. En un comienzo se complementaba con otras cosas, por ejemplo vendían inciensos, quisieron vender ropa ecológica, lo que hacía difuso el concepto central, y finalmente decidieron dedicarse casi exclusivamente a la alimentación, que es uno de los factores claves dice “que pueden generar cambios en los hábitos de vida y en la manera en la que se proyecta la vida de una persona”.

Le preguntamos cómo aparece esta idea de los “superalimentos”.

“Efectivamente, nos dice Herman, fuimos limpiando paso a paso nuestra propuesta, hasta llegar a comprender y extender la noción de que a través de la alimentación se puede invitar a la gente a un sinfín de cambios, algunos más paradigmáticos que otros. Y es precisamente en esa línea que proponemos que los superalimentos, que es un término genérico más que técnico, son una excelente puerta de entrada”

Los superalimentos, dice, es un término reconocido mundialmente, se refiere a alimentos de una alta concentración nutricional y terapéutica en proporción a su tamaño y aporte calórico. Por eso es que promueven que este tipo de alimentos sean consumidos y con eso se generen cambios en los hábitos de alimentación y en el concepto que la gente tiene sobre lo que es realmente la salud.

Para Apícola del Alba, cuando hablamos de alimentación y salud sabemos que son cosas indisolubles, que el enfoque debe hacerse de manera integral y que una vez que se abre la puerta a la alimentación saludable, reaparece un mundo infinito de bienestar en donde nos hacemos cada vez más conscientes de lo integral que es mantener una buena salud, con prácticas de vida que trascienden lo únicamente alimenticio. El cuidado de la salud y el ser conscientes de uno mismo se hacen indisolubles, se hacen un proyecto de vida.

Herman nos ratifica que justo es eso lo que motiva a Planta Maestra -como empresa en el área de la salud integral- a fomentar los cambios, cambios iniciales a través de la alimentación, pero que invitan a cambiar los ritmos de vida, los tiempos que nos damos para nosotros mismos, para conocernos, los tiempos que dedicamos a relacionarnos entre nosotros y a buscar una conexión con el entorno. “También vemos harto de esos valores en ustedes, lo que nos vuelven aliados en la búsqueda de soluciones similares”.

Le preguntamos a Herman por cuáles han resultado ser, para ellos, los principios intransables en el desarrollo de su proyecto. Su respuesta es que ellos han definido como clave en su propuesta que los productos que ofrecen al público deben tener un alto estándar de calidad, que de alguna manera se certifique su procedencia y sean 100% naturales. Los productos de Planta Maestra a pesar de su carácter vegetariano y vegano, apuntan a todo público, en sintonía con su propuesta inclusiva que se enmarca en la alimentación saludable, tema transversal a todas las personas. Además, ofrecen productos no alimenticios que complementen el conocimiento hacia una salud integral.

Gracias al equipo de nuestros vendedores, señala, nos planteamos ayudar a cimentar el camino de aquellos que recién se introducen en el mundo de la alimentación saludable, natural, porque nos preocupamos de entregar la mayor cantidad de información a nuestros clientes. Así también tenemos la misión de realizar una suerte de educación en estos temas, y para eso nos preocupamos de contar con el compromiso y el conocimiento de nuestros vendedores.

Por otra parte, uno de los principios importantes que les preocupa mantener es la relación con sus empleados, y Herman lo explica como una acción es clave para una disposición comprometida en la difusión y para la entrega de conocimientos sobre la salud integral, a través de una buena y sana alimentación.

Por último, una de sus inquietudes más importantes es que los productos naturales y con valor nutricional que ofrecen en sus locales estén al alcance de cualquier bolsillo. La idea de Planta Maestra es llegar a la mayor cantidad de público para fomentar un cambio colectivo. Por eso es que no pretenden ser un negocio elitista, apuntando sólo a cierto perfil de clientes, sino que por el contrario, apuestan a que “mientras más se difunde la idea de la alimentación y la salud integral, más nos acercamos al cambio social que queremos”.

Si quieren conocer más sobre la propuesta de Planta Maestra in situ, pueden encontrar la dirección de todos sus locales en la página www.plantamaestra.cl/

  Por: Maria Soledad Muñoz


Noticias y actualizaciones

Regístrate gratis para obtener lo último en ventas, nuevos lanzamientos y más…