0

Tu carrito está vacío

Algunos datos sobre nuestra Quínoa Ancestral

Algunos datos sobre nuestra Quínoa Ancestral

Para nuestra nueva Línea de Cuidado de la Piel y Capilar Quínoa-Té Matcha hemos estado investigando sobre las propiedades y los orígenes de esta maravillosa planta. ¿Sabías que el cultivo de Quínoa fue prohibido; que los colonizadores temían que su consumo  y las ceremonias religiosas con la misma, podrían atribuir fuerzas extraordinarias a los indígenas y poner en peligro la conquista? Sobre esto y más lee en este pequeño artículo.

La maravillosa Quínoa es una planta tan versátil en sus usos, partiendo por sus propiedades nutricionales como un súper alimento. Sin embargo, la Quínoa es además un poderoso nutracéutico: por sus proteínas, lípidos, vitaminas y propiedades antioxidantes; contiene un balance perfecto de aminoácidos esenciales, necesarios para el desarrollo de los tejidos humanos y ayuda a estimular la síntesis de colágeno de la piel, junto con protegerla contra las agresiones ambientales, impidiendo la excesiva formación de radicales libres –responsables del envejecimiento celular-.

Recientes estudios científicos revelan sus potenciales para la industria cosmética. Por ejemplo, científicos del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) del Cuzco, han indagado en el aprovechamiento de estos beneficios investigando técnicas para la obtención de saponinas de la Quínoa. Los tratamientos que incorporan Quínoa aprovechan sus propiedades para restablecer la hidratación cutánea, dadas por la treonina y ácidos grasos, y sus aceites nutritivos naturales que aportan gran suavidad.

La quínoa (Chenopodium quínoa Willd) es una planta andina que muestra la mayor distribución de formas, diversidad de genotipos y de progenitores silvestres en los alrededores del lago Titicaca de Perú y Bolivia, encontrándose la mayor diversidad entre Potosí, Bolivia y Sicuani (Cuzco), Perú.

 

Origen de la Quínoa

Existen pocas evidencias arqueológicas, lingüísticas, etnográficas e históricas sobre la quínoa. Sin embargo, hay evidencias claras de la distribución de sus parientes silvestres, botánicos y citogenéticos, lo que demostraría que su domesticación tomó mucho tiempo, hasta conseguir la planta domesticada y cultivada a partir de la silvestre. Es probable que este proceso se haya generado por la alimentación del ser humano, utilizando inicialmente sus hojas y luego, consumiendo sus semillas. Hoy, las especies y parientes silvestres se usan localmente como Chiwa, Jataco o Llipcha (verdura de hoja) en muchas comunidades del área andina. Además, la especie fue adaptada a diferentes condiciones agroclimáticas, edáficas (relativas al suelo) y culturales, haciendo que la planta presente una amplia adaptación hasta los 4.000 metros sobre el nivel del mar y usos diversos en las diferentes comunidades étnicas, de acuerdo a sus necesidades alimentarias.

La quínoa fue cultivada y utilizada por las civilizaciones prehispánicas, y reemplazada a la llegada de los españoles por los cereales, a pesar de constituir un alimento básico de la población de ese entonces. En el pasado tuvo una amplia distribución geográfica que abarcó en Sudamérica desde el norte de Venezuela hasta Tucumán en Argentina y el archipiélago de Chiloé en Chile. También fue cultivada por los mayas y los aztecas en los valles de México, quienes la llamaban “Huauzontle” y la usaban como verdura de inflorescencia; lo que puede explicarse como una migración antigua de quínoa, por tener caracteres similares de grano, y por haberse obtenido descendencia al realizarse cruzamiento entre ellos (Heiser y Nelson; 1974).

La quínoa en la actualidad tiene distribución mundial: en América, desde Canadá, hasta Chiloé en Chile; en Europa, Asia y el África. De estmanera, su origen es complejo, especialmente porque están involucradas muchas posibilidades, aunque existe la posibilidad de una participación de dos especies en el origen de C. quínoa,

 

La Quínoa en la época preincaica

Las poblaciones nativas preincaicas practicaron una agricultura intensiva, usando riego, abonamiento, rotaciones y construcciones con modificaciones ambientales, como: warus o suqakollos, andenes o terrazas, qochas o qotañas y canchas, no sólo para conservar la diversidad y variabilidad de plantas, sino para mantener la fertilidad del suelo y aumentar la producción agrícola. El hecho de que las semillas de quínoa se desarrollaran en tamaño y cambiaran su color de negro a amarillo, rosado y blanco, es una clara muestra de que el hombre andino practicó con éxito la domesticación y el mejoramiento genético de esta especie.

La quínoa se convirtió en uno de los alimentos básicos de las poblaciones preincaicas debido a su alto valor nutritivo, curativo, especialmente proteico, vitamínico y poseedor de elementos minerales esenciales, y a su gran adaptabilidad a las condiciones ambientales adversas de los Andes altos, donde el maíz y la papa dulce no crecen. En esos tiempos, la quínoa se usó también como planta medicinal para el tratamiento de abscesos, hemorragias, luxaciones y otras dolencias. Las poblaciones nativas involucraron la Quínoa en sus ceremonias religiosas, siendo elemento ritual, teniendo objetos de adoración que llamaron “quinuamamas”.

 

La Quínoa en la época incaica

Cuando los incas establecieron su reino en el Cuzco (1100-1533 d. de C.), reconocieron pronto las e xtraordinarias cualidades nutritivas y agrícolas de la quínoa y le dieron el nombre quechua “chisiya mama” que significa “grano madre” o Quiuna. Además, le atribuyeron fuerzas mágicas, por lo que convirtieron la siembra y cosecha del cultivo en fiestas religiosas. Sirvió durante las marchas de conquista como alimento concentrado para el ejército inca y, así, a través de la extensión de su reino, la distribuyeron sistemáticamente desde Chile hasta Colombia.

Gracias a su gran habilidad de adaptarse a las diversas condiciones agroclimáticas, la quínoa pronto se utilizó en todo el imperio como fuente alimenticia relevante, junto al maíz y la papa. No se exagera por tanto al decir, que la quínoa ha sido una de las bases más importantes sobre la cual se establecieron las grandes culturas precolombinas. Luego de su domesticación inicial, la quínoa fue probablemente adaptada en muchos lugares de Sudamérica, siendo los incas, que utilizando métodos de selección obtuvieron los actuales ecotipos y multilíneas adecuadas a una mejor adaptación y resistencia a factores abióticos adversos, y que fueron ampliamente distribuidas a los cuatro suyos del Tahuantinsuyo.

Sin embargo, cuando los conquistadores españoles llegaron a los países andinos al comienzo del siglo XVI se enteraron de la importancia de la quínoa, pero no la aceptaron, rechazándola y suprimiéndola de sus dietas. Una de las teorías es que los conquistadores temían a la “quinua mágica” ya que el consumo de quínoa y las ceremonias religiosas con la misma, podrían atribuirles a los indígenas fuerzas extraordinarias y poner en peligro la conquista.

Así la Quínoa fue transformada en platos típicos de la población inca, con conocidas preparaciones actualmente recuperadas por la población campesina de los Andes.

Por lo tanto, si bien la Quínoa es originaria de las orillas del lago Titicaca, habiéndose extendido por todo el altiplano además de valles interandinos y otras zonas, hasta hoy día ha adquirido diferentes adaptaciones y modificaciones de acuerdo a los factores ambientales y a la intensidad de domesticación y mejoramiento por los diferentes grupos humanos y culturas que las utilizaron. Es así que Perú y Bolivia poseen la mayor diversidad y variabilidad, teniendo las mayores colecciones de ecotipos de Quínoa.

Actualmente existen nueve grupos de quínoa: quínoas de altiplano, de valles interandinos, de salares, de zonas secas y áridas, de zonas frías y altas, de costa, de ceja de selva y zonas tropicales, quínoas de altas precipitaciones y parientes silvestres.

 

REFERENCIAS

Mujica, A. (2015). El origen de la quínoa y la historia de su domesticación. Tierra Adentro, 108, 14-17. En línea: http://biblioteca.inia.cl/medios/biblioteca/ta/NR40344.pdf

Gunsha Allauca, L. J. (2013). Elaboración de un emulsionante cosmético a base de las saponinas del agua de lavado de quinua (Chenopodium quinoa) en erpe (Bachelor's thesis). En línea en: http://dspace.espoch.edu.ec/bitstream/123456789/2471/1/56T00352.pdf

Gutiérrez Corrales, A. (2018). Formulación de un jabón líquido a base del extracto acuoso de la cascarilla del Chenopodium quinoaWilld.“quinua”. Ayacucho 2016. En línea en: http://209.45.73.22/bitstream/handle/UNSCH/3365/TESIS%20Far519_Gut.pdf?sequence=1&isAllowed=y

 

 



Ver artículo completo

El Jengibre y sus beneficios para la salud  (Zingiber officinale Roscoe)
El Jengibre y sus beneficios para la salud (Zingiber officinale Roscoe)

Durante los últimos años nuestra dieta se ha diversificado, agregando en nuestras recetas algunos ingredientes que además de aportar deliciosos sabores, tienen propiedades que aportan energía y defensas a nuestro organismo. Esta vez queremos hablarles del Jengibre, una excelente entrada de salud...
Ver artículo completo
Manual y recomendaciones para un correcto reciclaje.
Manual y recomendaciones para un correcto reciclaje.

Queremos poner a disposición de nuestros amigos y amigas este manual de reciclaje, con el fin de servir de orientación en el manejo de los residuos que generamos en nuestras casas y que muchas veces no sabemos cómo manejarlos correctamente. Por ejemplo, ¿sabías que los juguetes de plástico no van en el contenedor...
Ver artículo completo
Consejos para sobrellevar momentos de estrés y ansiedad
Consejos para sobrellevar momentos de estrés y ansiedad

Hoy en día nos enfrentamos a momentos difíciles en donde nuestra salud se ve afectada tanto por el estrés, el miedo, pánico, exceso de información y la incertidumbre. ¿Qué podemos hacer para mantener el equilibrio? Lo principal es pensar positivamente y para esto nos ayudamos de prácticas cotidianas como...
Ver artículo completo
Noticias y actualizaciones

Regístrate gratis para obtener lo último en ventas, nuevos lanzamientos y más…